Los ataques cibernéticos son invisibles y pasan desapercibidos muchas veces a nuestros ojos. Eso, evidentemente, no significa que no existan. Una única página web puede recibir al día 10.000 ataques, así que solo hace falta extrapolar para ver la cantidad ingente de amenazas con las que nos enfrentamos a diario en el mundo cibernético. Por suerte hay defensa contra ellos, como la que proporcionan redes de seguridad como la de nuestro partner Sophos; sin embargo, nosotros desde nuestra casa podemos ayudar a que estos ataques no nos afecten con algo tan fácil como elegir una buena contraseña.

Para cualquier hacker resulta extremadamente fácil crear un programa que actúe de la siguiente manera:

  • Vaya a Google y busque todas las webs hechas, por ejemplo, con Wordpress.
  • Para cada una de las webs de ese listado, vaya a la "web/admin" e intentando entrar con el nombre de usuario "admin" y de contraseña alguna de los 1.000 millones que tienen en sus diccionarios.
  • Repetir esta operación hasta que logre acceder.

Este se trata de un proceso extremadamente fácil de realizar para cualquier persona con nociones de hacking, y una evidente muestra de la inseguridad cibernética existente. Con varios ordenadores trabajando a la vez, es fácil que una web de cada millón de intentos coincida nombre de usuario con una de las contraseñas propuestas y... ya tienen el contral total del sitio.

¿Cómo evitarlo? En primer lugar se recomienda no elegir un password muy evidente. Ni "123456", ni el mismo nombre que la web, ni tu nombre y apellido... no hay que ponérselo fácil. Otra condición indispensable es no repetir nunca contraseña; piensa que si tienes la misma contraseña para todo (web, redes sociales, gestiones bancarias, etc.), con solo entrar a uno de tus sitios ya tendrán acceso a todos los demás. Un auténtico desastre. De primeras puede parecer que es un lío recordar una contraseña distinta para cada uno de nuestros sitios, pero para eso fueron creados los gestiones de contraseñas. En MyIdeal-IT trabajamos con el mejor de ellos: LastPass.

Con estas dos simples aunque importantísimas recomendaciones dificultarás tremendamente que puedan entrar en tus sitios usando el programa antes comentado. A veces, a nivel cibernético, las medidas de seguridad más simples son las más efectivas.