El mayo de 2017 será recordado por la irrupción del virus informático Wannacry, que fue portada en medios de comunicación de todo el mundo. Aunque un mes después un nuevo virus lo supero con creces, el virus Petya, las consecuencias de Wannacry en empresas de todo el planeta fueron muy serias. Hoy en el blog veremos algunos de los casos más sonados que demuestran el devastador alcance que tienen estos virus si no se toman las medidas de seguridad necesarias.

Japón es conocido como uno de los países más desarrollados tecnológicamente, y por lo tanto parece que debería haber sido uno de los mejor preparados para afrontar un virus como Wannacry. Sin embargo, más de 600 empresas niponas se vieran superadas por el ataque cibernético. Hitachi, Nissan, una fábrica de Honda e incluso el ayuntamiento de Osaka fueron algunos de los afectados.

En España el caso más mediático fue la afectación al gigante Telefonica y las consiguientes burlas en Twitter hacia su CDO, el conocido Chema Alonso. En el Reino Unido, un pilar como el Servicio Nacional de Salud también fue infectado por el ransomware Wannacry. En la imagen que acompaña este artículo, extraída del portal Applesencia, se puede apreciar en qué partes del mundo hubo impresas infectadas y la infografía resultante es realmente impresionante. Como se puede ver, el este de Europa, Estados Unidos y China fueron las zonas más castigadas.

Las claves para evitar que virus maliciosos como Wannacry se introduzcan en tu empresa pasa, en primer lugar, por contar con un antivirus de primer nivel mundial. Sophos, uno de los partners premium de MyIdeal-IT, ya demostró su capacidad de afrontar estos ataques cuando el virus Petya entró en escena. También en el día a día se pueden realizar pequeñas acciones que ayudarán a mejorar la seguridad cibernética de nuestro negocio: realizar copias de seguridad, no abrir ficheros adjuntos no solicitados, actualizar equipos y programas, formar a los empleados... Todo cuenta a la hora de prevenir estos grandes contratiempos.

El virus Wannacry se convirtió en un evento planetario que afectó a empresas de medio mundo, aunque se puede extraer una cosa positiva de ello: fue un toque de atención importante para recordarnos a todos que los ataques cibernéticos son una posiblidad muy real y que debemos estar siempre preparados para confrontarlos y prevenirlos. En MyIdeal-IT nunca perdemos de vista esta posibilidad.