Personalidad, gusto, calidad, elaboración artesanal, trabajo sublime, minuciosidad, detalle. La marquetería es una técnica decorativa que requiere de paciencia para que el producto final tenga todas las características anteriores. La técnica de la marquetería, aunque es mayormente conocida por sus aplicaciones en muebles, pavimentos, pequeños objetos, cuadros o paneles, también es posible desde ahora adaptarla a los dispositivos tecnológicos actuales.

Las primeras muestras de trabajos en marquetería hay que encontrarlas en los mosaicos de madera del Antiguo Egipto. La técnica fue redescubierta por diverses órdenes eclesiásticas durante el Renacimiento y fue en el siglo XVIII cuando alcanzó su máxima dosis de perfección dando forma a los muebles de la realeza.

La marquetería es y sigue siendo el dominio de la técnica sobre la madera. Las manos sobre el producto. Se trata de la misma técnica aprendida por los maestros madereros y transmitida de padres a hijos. Sin otras herramientas más que las manos, la sierra y el punzón. Y en este arte, Jordi Ordóñez aprendió del mejor, de su padre Joan Ordóñez, y es hoy día uno de los mejores maestros artesanos sobre madera de España.

Su taller, Marquetería J. Ordóñez, es un hervidero de muestras en madera de alumnos que quieren aprender esta técnica milenaria y de piezas de arte verdaderamente únicas. Porque es precisamente este sentido de 'singularidad' lo que transforma cada obra de marquetería en una pieza magnífica, extraordinaria, inmejorable, elegante e inimitable.

Las obras de este taller, ubicado en la vila de Gràcia de Barcelona, se exponen en museos y en casas particulares. Como muestra un botón: el Salón Real de la Galera de Juan de Austria, ubicada en el Museo Marítimo de Barcelona, o la restauración del suelo en marquetería de la Casa Lleó i Morera, obra del modernismo catalán.

 

IMG 20170619 WA0006

 

Diferencia entre chapa y raíz

La valoración del producto final siempre se realiza a partir del trabajo del artesano que lo elabora y por el producto utilizado. "En este proceso trabajamos con dos tipos de materiales: la chapa y la raíz del árbol", explica Jordi Ordóñez. La diferencia entre ambos materiales se encuentra en el proceso de elaboración. La raíz, principalmente de árboles como el fresno o el olmo, es aquella parte del tronco donde éste empieza a perder la forma. Su tratamiento y procesos son largos, por lo que trabajar exclusivamente con raíz encarece el producto final.

El trabajo con chapa es lo más habitual. Y con chapa nos referimos al tronco del árbol, más fácil de trabajar y con texturas tan impresionantes como la Madre Perla, un tipo de madera muy delicada, o la del Ébano de Makassar, procedente del sureste de Asia.

Pero también trabajan chapas con defectos. ”Son las más buscadas porque son maderas con frisado o con vetas raras que aportan mayor calidad a los acabados”. El trabajo sobre chapas se elabora sobre piezas con un grosor de 5 décimas, aunque no todas las maderas tienen el mismo proceso de elaboración: cuanto más clara es la madera, más fácil es de trabajar, “sin quitar un ápice a la calidad del producto final”.

Hay que apuntar, que todas la maderas trabajadas en el taller son de origen certificado y de extracción responsable, con lo que se añade aún más valor a un producto único.

 

La madera en los dispositivos móviles

Pero las técnicas milenarias también se pueden aplicar a los nuevos dispositivos móviles. My Ideal-IT es la única empresa en el mundo capaz de satisfacer las necesidades de personalización: si el cliente puede imaginarlo, se puede realizar.

En MyIdeal-IT se han desarrollado acuerdos de colaboración para la personalización en diseño, pintura artística, joyería, cuero o madera. La madera, aparte de ser un producto natural y ecológico, aporta calidez, duración, exclusividad y belleza. Y todos estos elementos, llevados a los móviles, tablets y portátiles, convierten un producto de serie en una obra de arte.  Para J. Ordónez “la madera va a dotar de personalidad a los dispositivos móviles”.